Embarazada y destetando: un nuevo desafío

  Contenido escrito por Ana Cuevas, matrona especializada en nutrición

cómo destetar estando embarazada

¡Querida madre!

En mi experiencia como matrona he visto muchas madres que, como tú, desean destetar al quedarse nuevamente embarazada. Es normal, ya que los primeros meses de gestación, como seguramente estarás experimentando, sueles acusar más cansancio, ya que tu cuerpo requiere de mucha energía para llevar a delante una nueva vida.

Otra causa muy común es que muchas madres al quedarse embarazadas experimentan mayor sensibilidad en los pechos, por lo que la lactancia materna empieza a ser incómoda.

Sin importar cuál es la razón de tu deseo de destetar, estoy segura que estás transitando por un torbellino de emociones y decisiones; por eso me animo a intentar acompañarte y guiarte a través del blog de Dana.

Comprendo que es un paso lleno de sentimientos encontrados, así que quiero empezar por recordarte que la decisión es solo tuya, y que lo que tu decidas, estará bien para ti y para tus criaturas. Y si te sientes sola o abrumada, rodeate de apoyo y comprensión.

¿Cómo destetar estando embarazada?

Lo primero que debes saber que no hay una única forma de destetar, ni una fórmula mágica o correcta. A algunas madres les resulta un proceso amable lleno de descubrimientos y, para otras, puede ser más incómodo o nostálgico.

Por eso estoy aquí, para que juntas encontremos tu fórmula única; la que funcionará solo para ti y tu bebé.

¿Preparada? ¡Vamos allá!

1. Reflexiona sobre tus emociones

Antes de sumergirte en el proceso de destete, tómate un momento para reflexionar sobre tus emociones. Tener que destetar, no es lo mismo que querer destetar. Si sientes que no quieres destetar, pero que las circunstancias de empujan a ello, reflexiona sobre los motivos que te hacen pensar en destetar y valora si te compensa, o si habría alguna otra forma de hacer las cosas. El embarazo ya trae consigo un torrente de cambios, y el destete puede ser tanto física como emocionalmente desafiante, así que toma la decisión de forma consciente, permítete sentir, llorar si es necesario y celebra los hermosos momentos que has compartido con tu pequeño durante la lactancia.

2. Escucha a tu cuerpo

Tu cuerpo es asombroso y cada embarazo lo demuestra. Puede que experimentes sensibilidad en los pechos y cambios en los pezones, lo que puede hacer que la lactancia sea incómoda. Escucha a tu cuerpo y consulta con tu matrona para que te confirme que no hay nada que pueda ayudarte a paliar la incomodad. No pierdas de vista que tu bienestar y comodidad son esenciales en este viaje.

3. Introduce gradualmente alternativas

Si decides emprender el camino del destete, hazlo gradualmente. Introduce fórmula o alimentos sólidos según la edad de tu bebé y observa cómo responde. Este proceso no solo es para tu pequeño, sino también para ti. Permítete adaptarte a estos cambios de manera gradual, tanto física como emocionalmente.

4. Conéctate con tu pequeño de otras maneras

La lactancia va más allá de la nutrición; es un momento de conexión especial entre madre y criatura. A medida que avanzas en el destete, busca otras formas de mantener esa conexión especial: momentos de juegos, ritual de masajes, bailar profundamente abrazados… La conexión entre vosotros dos es única y destetar también es descubrir nuevas formas de hacer crecer vuestro vínculo.

5. Encuentra apoyo en tu red de confianza

Este viaje no lo haces sola. Habla con tu pareja, amigos cercanos o familiares sobre tus sentimientos y decisiones. Compartir tus pensamientos y recibir apoyo puede aliviar la carga emocional y ayudarte a tomar decisiones informadas sobre el destete.

6. No te sientas culpable

El destete no es un adiós; es un ajuste en tu viaje maternal. No te sientas culpable por tomar decisiones que beneficien tu salud y que por tanto, favorecen el cuidado de tus criaturas. Abraza la nostalgia, celebra toda esta experiencia de lactancia, y da la bienvenida a una nueva etapa de la maternidad. Tú y tu criatura estáis creciendo juntos, y eso también es hermoso.

7. Celebra los logros y la transición

A medida que avanzas en este nuevo capítulo, celebra cada logro, por pequeño que sea. Ya sea la primera vez que tu pequeño toma un biberón con entusiasmo o el momento en que descubres nuevas formas de conectar durante el destete; celebra estos momentos especiales y aprecia la maravilla de la transición.

Deseo que encuentres guia en estas palabras que he escrito hoy para ti; y quiero aprovechar para felicitarte porque si estás aquí leyendo, es porque estás haciendo un trabajo increíble. Tu amor, tu cuidado y tus decisiones son valiosos. En este viaje de destete y embarazo, recuerda que eres fuerte y que estoy aquí para apoyarte en cada paso del camino.

Pide cita con una matrona

Puedes pedir cita conmigo u otra matrona ahora mismo o informarte sobre los servicios disponibles y conocer al equipo a través de WhatsApp clicando en el siguiente botón:

servicio matronas