Desde que estoy embarazada me siento muy cansada

Actualizado el miércoles, 29 marzo, 2023

Puede que durante el embarazo te sientas llena de energía o por el contrario que tengas momentos de mucho cansancio. A veces son etapas cíclicas en el que se turnan sensaciones como de euforia con bajonazos.

Es normal y está bien. Tu cuerpo está dando vida y necesita reajustarse minuto a minuto para acabar siendo una “nueva tú”. A este proceso se le conoce como matrescencia y conlleva muchos cambios fisiológicos, psicológicos y emocionales que te guiarán hacia la madre que quieres ser.

Este tránsito de adaptación viene dado en parte por la hormona gonadotrópica, conocida como la hormona del embarazo, cuya función principal es la de producir algunos de los cambios fisiológicos que vas experimentar para poder nutrir y desarrollar a tu bebé en tu vientre.  Esta hormona tiene la singularidad de que genera somnolencia.

cómo descansar mejor durante el embarazo

La naturaleza es sabia y, por tanto, tu cuerpo también. Ahora estás embarazada, un bebé se está formando dentro de ti,  y eso requiere una gran cantidad de energía extra. Tu cuerpo te habla y te pide descanso ya que tiene que centrar todo su potencial en el crecimiento y cuidado de una criatura.  Además, te está preparando para un futuro próximo de puerperio en el que las necesidades y atenciones de tu bebé, así como tu adaptación a un nuevo escenario, requerirán que bajes el ritmo, gestiones tus esfuerzos y centres tu atención.

Por eso, el embarazo es un momento ideal para empezar a conectar con tu cuerpo y lo que te pide: esa escucha corporal te resultará también muy valiosa más adelante en el parto, el posparto y para conectar con tu bebé.

Así que no te sientas culpable por descansar mucho más que antes. Ten en cuenta que estás haciendo un enorme esfuerzo físico, aunque te resulte invisible. 

Si antes de estar embarazada eras muy activa, puedes llegar a sentirte frustrada al tener más sueño, pero no tienes porqué sentirte agotada constantemente. Verás que poco a poco irás encontrando el nuevo equilibrio que necesitas. 

Desde que estoy embarazada no puedo dormir.

Otra circunstancia que puede hacerte sentir más agotada de lo habitual, es que desde que estás embarazada te cuesta conciliar el sueño o tener un descanso reparador. Es normal ya que son muchos los cambios hormonales que pueden alterarte y, la posible sensación de incertidumbre frente al futuro o la concurrencia de pensamientos incómodos sobre el bienestar del bebé, pueden dificultar la relajación, desconexión y, por tanto, el descanso. 

Hay algunas pautas que suelen favorecer la conciliación del sueño; te invitamos a que pongas estas tres que te sugerimos y valores si se ajustan a tus necesidades y son beneficiosas para ti y tu bebé durante el embarazo:

  1. Después de cenar espera un tiempo antes de acostarte y aprovecha para hacer alguna actividad relajante: leer, ver la televisión, meditar, o hacer una rutina de autocuidado.
  2. En el dormitorio, y sobre todo en la cama, evita actividades que no tengan relación con el descanso, especialmente trabajar o el uso de pantallas.
  3. Mantener tu habitación ordenada y bien ventilada te ofrece un espacio de tranquilidad y bienestar.

En definitiva, generar una rutina de descanso diaria, así como mantener unos horarios para acostarte y levantarte, favorecerá la conciliación del sueño y ayudará a que repongas energías para empezar un nuevo día preparada para nuevos retos.

Si quieres profundizar más sobre la salud del sueño y el embarazo, así como practicar meditación guiada y conocer qué rutinas de descanso le funcionan a otras madres embarazadas o en puerperio, te invitamos a que descargues la app de Dana y accedas a más recursos validados científicamente.

El equipo de Dana te desea dulces sueños y un descanso reparador. 

Deja un comentario