El impacto de la infertilidad sobre la salud mental

Actualizado el jueves, 14 septiembre, 2023

impacto de la infertilidad en la salud mental

Desde que planificaste ser madre, cuánto tiempo pasó hasta que tuviste el positivo. ¿Meses? ¿Años? ¿Aún sigues esperando?

Si no lo has experimentado por ti misma o a través de una persona cercana, es difícil comprender cuánto puede llegar a afectar a la salud mental de la madre y de la pareja cuando se desea tener una criatura, y no llega el positivo.

Para que puedas hacerte a una idea de cómo la espera y el deseo no cumplido pueden afectar a la madre y a su pareja, las investigaciones comparan los niveles de depresión en personas con infertilidad con pacientes diagnosticados con cáncer.

Para prevenir una escalada significativa en las alteraciones de la salud mental de quienes están intentando tener un bebé y no lo consiguen, es importante prestar atención a todas las estaciones del viaje en el que se embarcan para conseguir la maternidad.


Ser madre ¿Por qué yo no puedo?impacto de la infertilidad en la productividad laboral

Obstáculos inesperados en el deseo de la maternidad

Cuando deseas ser madre es inevitable soñar con el embarazo perfecto, proyectar a futuro cómo será la crianza de tu bebé, o incluso planificar cuántos bebés quieres tener.  La matrescencia empieza su curso. Cuando vives con tanta intensidad y emoción un evento que aun está por ocurrir, resulta devastador recibir cualquier noticia que vaya en contra de tus deseos. Entre ellos, el más impactante: diagnóstico de infertilidad.

Un estudio estimó que la mitad de las mujeres y el 15% de los hombres de los grupos de control, dijeron que la infertilidad fue la experiencia más angustiante de sus vidas.

No solo hace que la búsqueda de la maternidad sea aún más abrumadora, sino que también puede desencadenar una avalancha de emociones como vergüenza, culpa, frustración, insatisfacción y baja autoestima. Estos sentimientos si no son debidamente acompañados y gestionados, pueden a su vez, llevar a diferentes grados de depresión y ansiedad.

Aislamiento social

Cuando estás inmersa en un largo proceso de gestación o adopción, puede ser doloroso escuchar sobre los embarazos o adopciones de otras personas; por eso es muy común que poco a poco se evitando círculos de amistades, reuniones familiares… Lamentablemente el alcance de las redes sociales y el relato de maternidades idílicas que se hace en ellas, impacta con fuerza y pueden terminar empujando a quienes no consiguen la maternidad, al aislamiento y desconexión social para protegerse.

Aunque esto puede parecer que no afecta inmediatamente la salud mental o física, los estudios han encontrado que la soledad y el aislamiento social están relacionados con tasas más altas de alteraciones de la salud como enfermedades cardíacas, depresión y deterioro cognitivo.

Las personas también pueden experimentar necesidad de aislamiento si creen que nadie más comprende o puede empatizar con su situación. Esto es especialmente común para aquellos que optan por intentar la Fertilización In Vitro (FIV).

Tensión en las relaciones

Es difícil evitar que las frustraciones derivadas de la no gestación se desborden en otros aspectos de la vida.  Este estrés puede tener origen en varios factores específicos: el aumento de la cantidad de citas médicas, la presión económica, la incertidumbre de quedar embarazada, sentimientos de resentimiento hacia la pareja, culpabilidad y más.

Desafortunadamente, estas emociones pueden acumularse y perjudicar la relación de pareja, con familiares y amigos.  Cuando estos vínculos, que son primordiales para sostener largos procesos de gestación o adopción se ven quebrantados, aumenta el riesgo de depresión y ansiedad ya que el sentimiento de soledad e incomprensión aumenta significativamente.

Estrés financiero

Buscar caminos alternativos a la maternidad puede ser económicamente asfixiante.  El presupuesto en España para un solo ciclo de FIV está entre los 5 mil y 9 mil €, y el 80% de los casos de éxito se encuentra en el tercer ciclo, por lo que suele costar como mínimo, unos 15mil €, para luego hacer frente en el mejor de los casos, a los gastos propios de la maternidad.

Peor aún, si alguno de estos tratamientos o servicios endeuda a las personas, la probabilidad de experimentar desórdenes de salud mental se triplica.

Conocer de antemano el coste de las opciones para una posible maternidad y apartar ahorros específicamente para este objetivo, puede mitigar significativamente la cantidad de estrés financiero y, por tanto, previene posibles trastornos de salud crónicos.

Cuidar la salud mental maternidad
Quizás te interese escuchar:
Nuevo podcast: «la salud mental es un imposible”, con Juan Segundo

Cómo las organizaciones pueden apoyar a los trabajadores que desean formar una familia

Dado que las personas pasan la mayoría de su tiempo en el lugar de trabajo, las organizaciones pueden desempeñar un papel fundamental en el apoyo a las necesidades de salud mental relacionados con la fertilidad de sus trabajadores. Las dificultades de gestación se estima en España que afecta 15-20% de las parejas españolas (una de cada seis) según informa la Sociedad Española de Fertilidad (sin tener en cuenta a quienes desean una familia monomarental); es muy probable que la mayoría de los lugares de trabajo, hayan personas que estén experimentando estrés, ansiedad o algún otro desorden de salud mental por esta causa.

La implicación de las organización en la salud mental de sus trabajadores es imperativo y urgente y, en el caso de personas que emprenden un largo camino hacia la maternidad, es prioritario, ya que será positivo no sólo para la persona que recibe el apoyo y acompañamiento, si no también para la  propia organización, ya que en caso contrario, la productividad y compromiso se verán afectados y, por tanto, también los beneficios.

¿Pero cómo pueda una empresa implicarse en la experiencia de gestación de sus trabajadores sin incurrir en inversiones significativas?

Promover acuerdos a gran escala

Las organizaciones que se implican en acciones de Responsabilidad Social Corporativa tienen la capacidad de conseguir mejoras y beneficios a gran escala para sus trabajadores. Por ejemplo, acuerdos con proveedores de fertilidad para flexibilizar las formas de pago de los tratamientos o asistencia legal para quienes inicien procesos de adopción.

Empatía y flexibilidad

Una organización que prioriza a sus trabajadores es una organización que pone el bienestar de las personas en el centro. Para ello es clave empatizar con la situación de cada trabajador, no sólo en el ámbito laboral, si no muy especialmente en su vida personal. Flexibilizar horarios u ofrecer la posibilidad de teletrabajo puede ser de gran valor para apoyar a quienes están inmersos en procesos de adopción o de fertilidad. Tener mayor disponibilidad para las visitas a especialistas, por ejemplo, reduce considerablemente el estrés y, por tanto, es un acción muy positiva por parte de la empresa para velar por la salud mental de sus trabajadores.

Ofrecer recursos de salud mental, como los de Dana

Una solución independiente de salud digital como Dana, es un primer paso para acercar recursos y herramientas que faciliten e incentiven el autocuidado de los trabajadores que están transitando cualquier etapa de la maternidad, desde la preconcepción hasta el posparto.

Ofrecer a los trabajadores acceso a la app Dana, es vincularlos de manera inmediata y sencilla a prácticas y hábitos saludables que favorecen la salud mental, y que se traduce en menor absentismo laboral y mayor compromiso con la organización.

Comprender los diferentes caminos de fertilidad

Es importante reconocer que el camino de cada persona para formar una familia es único. Esto significa que el tipo de apoyo a ofrecer debe estar alineado a las necesidades propias. Sin embargo, siempre es positivo y siempre es necesario que las organizaciones se comprometan a invertir en la salud mental de sus trabajadores, especialmente de aquellos que deben transitar por el desafío de la infertilidad. 

Esto sin duda tendrá un impacto positivo en el bienestar general de los trabajadores, en el entorno laboral, en la cultura de empresa y por su puesto, en la productividad.

Si estás interesado en obtener más información sobre la app Dana y sobre cómo podemos apoyar las necesidades de atención de fertilidad en tu organización, te invitamos a que nos pongas en contacto con los directivos, en caso que seas trabajador, o explicarte qué beneficios tendrá para la empresa en caso que esté en tus manos tomar la decisión.

Si deseas ser madre, descarga la app Dana 
y contacta con nuestros profesionales cuando lo necesites.

        

 

Deja un comentario